nav-left cat-right
cat-right

¿QUÉ CELEBRAMOS EN NAVIDAD?

¿QUÉ CELEBRAMOS EN LA NAVIDAD?

Diciembre es un mes en el que todo el mundo llamado cristiano, sea católico o protestante, se apresta a celebrar en distintas formas el acontecimiento más importante de su historia, de 20 siglos: el nacimiento (natividad o navidad) de Jesús.

Ciertamente este acontecimiento ha sido invadido y desvirtuado por las prácticas más mercantilistas y deplorables del capitalismo tardío, que se traduce en un desbordante y alucinante hiperconsumo, de acuerdo con los nuevos cánones que, según el filósofo francés Gilles Lipovetzky,  identifican a los tiempos de la “Hipermodernidad” (ya no Postmodernidad) que hoy vivimos o padecemos.

Sin embargo, esto no le resta valor (en la mente de toda persona consciente de su propio espíritu religioso) al verdadero sentido y trascendencia de esta conmemoración de origen cristiano.

La esencia y valor del cristianismo sigue siendo la misma que en sus orígenes:

Según la teología Cristiana: “el conocimiento de Dios está anclado, in via et in patria, en la fe como entrega personal, libre y amorosa, al Misterio que se nos ofrece plenamente en amor y libertad, sin por ello agotarse nunca en su insondable profundidad, porque es un Misterio personal. La revelación definitiva del Dios uno y trino (trino para la mayoría de las sectas protestantes y el catolicismo) en el mundo y la historia que anuncia el cristianismo” (Metafísica y filosofía de la religión en Hegel, María José de Torres, Universitat Autónoma de Barcelona,
Departament de Filosofia).

Contrario a lo que muchos en su ignorancia piensan, el cristianismo más que representar alguna forma de opresión al espíritu humano, confundiendo religión con espiritualidad o misticismo, representa el triunfo de la “libertad” sobre el “destino”. Pues hay que saber, o recordar, que todas las religiones y mitologías antiguas, incluyendo la de los griegos, atormentaban a sus fieles, que era casi todo el pueblo, con la idea del destino (léase cualquier tragedia griega, de Esquilo, Sófocles o Eurípides); Lo cual implicaba estar irremediablemente sujetos a los caprichos de sus dioses y semidioses. De allí la extendida práctica de consultar a los oráculos, brujos, sacerdotes o chamanes, para intentar atisbar a su destino, con la esperanza de poder evitarlo.

La única posibildad de salvación del alma humana, a como fuere que ésta se concibiese, dependía de alguna forma de sacrificio, que podía ser desde los deleznables y repugantes sacrificios humanos practicados en todas las culturas antiguas, aún en las civilizaciones más avanzadas, hasta los sacrificios de animales, que también se practicaban en estas mismas culturas y principalmente en el judaismo.

Sin embargo, el cristianismo, derivado del judaísmo, fue revolucionario al dar un salto cualitativo en estas creencias y prácticas ominosas al momento de introducir en el devenir de las creencias y prácticas de la humanidad, la idea de “salvación universal”, mediante el único e irrepetible sacrificio del Hijo de Dios, o el Dios mismo hecho carne (en otras interpretaciones teológicas); De manera que, jamás el género humano volviera a necesitar de ningun forma de sacrificio. Para ello era indispensable un solo y último sacrificio y ofrenda en favor de todo el género humano. Por ello, Jesús vino a ser “el cordero Dios que quita el pecado del mundo”.

¿Acaso esta nueva vision teológica no representa una evolución asombrosa y positiva en el devenir de las grandes religiones? ¿No es ésto una buena noticia, una “Buena Nueva”?

Por supuesto que debe añadirse, con el cristianismo, a la revolucionaria idea de libertad (de todo determinismo y fatalidad), la idea de dignidad; en el sentido justamente de “valioso” (dignidad se deriva del griego “axios”, que significa: valioso. De allí el término Axiología, o Teoría filosófica de los valores). De tal forma que, a partir del cristianismo, entenderemos el concepto de “persona”, como la síntesis de: libre y digno. Recuérdese que en todas las mitologías y religiones antiguas, la persona propiamente no existía, por lo que el individuo estaba sujeto a todas las opresivas determinaciones de su comunidad: a sus tradiciones y creencias, etc. (esto no le resta su importancia y valor festivo, histórico y antropológico).

En el cristianismo, “cada uno de tus cabellos están contados” (Jesús en los Evangelios), y la salvación es individual, es decir, personalísima. La religión (religare) y la iglesia (asamblea o comunidad de fieles), son únicamente vehículos, medios, para alcanzar la salvación. En el cristianismo, por tanto, la relación con Dios, con la divinidad, es personalísima. ¿No le parece revolucionario y positivo? ¿Lo sabía?

Por ultimo, y para no extenderme ni complicar estas reflexiones de fin de año, reflexiónese en que el cristianismo es la única espiritualidad, o religión si así lo prefiere, en la que se suscita el único acontecimiento en la humana historia, en la que “lo infinito se une a lo finito” (Kierkegaard), “lo eterno con lo temporal”. Dios mismo, o su Hijo (como Usted lo entienda) desciende del mundo de lo divino e intemporal para encarnar en lo humano temporal; es decir, la divinidad se suma al drama de humanidad. Todo ésto, y muchísimo más, se simboliza y significa en lo que hoy, a partir de las 12 de la noche del 24 de diciembre, celebra todo el mundo llamado cristiano. Mundo al cual todos nosotros, nos guste o no, pertenecemos. Esto es relevante y trascendente (nos trasciende o supera).

En verdad, ¿Estamos recordando y honrando este transcendental acontecimiento?

¿Está de acuerdo en que tal acontecimiento (kairos) es mucho más importante que comerse un riquísimo pavo y/o una deliciosa pierna de cerdo, con un finísimo vino tinto?

¿Por qué no hacemos las dos cosas? ¿Por qué no hablamos de todo ésto, mientras degustamos nuestros sagrados alimentos?

Reciban un cálido abrazo.

Villahermosa, Tab. A 24 de Diciembre del 2009

JORGE COLORADO LANESTOSA

6 Respuestas to “¿QUÉ CELEBRAMOS EN NAVIDAD?”

  1. Alexandra Meza dice:

    Si, cada vez más gente, se une… a esta “celebracióm”… ¿? Y mis singos de interrogación y comillas, son justamente porque eventualmente, se olvidan de lo que se celebra. O debería decir, nos hemos olvidado… Pero de un tiempo para acá he estado recordando de qué se trata esto en realidad.
    Y visto de otro modo, se vuelve una época de CONSUMISMO, más del usual, que lo único que genera a corto plazo, es pérdida del poder adqusitivo. Gastamos o mal gastamos, nuestros bonos y aguinaldos en cosas banales, como estrenar caros atuendos en navidad. Y ya no me extiendo recordando que según la historia que se nos ha contado, Jesús, nació privado de todo lujo.

    PREGUNTA:
    (Metafísica y filosofía de la religión en Hegel, María José de Torres, Universitat Autónoma de Barcelona,
Departament de Filosofia).
    Me preguntaba si probablemente quiso decir: Departamento y la “o” se escapó; o mi ignorancia me hizo pensarlo, y ese es el modo en que está escrito es correcto.

    Saludos.

  2. dasein dice:

    Hola Alexandra, veo con alegría que eres una ex-alumna fiel. Celebro que tengas esa virtud (areté), tan rara ahora. Aprovecho para saludarte con afecto y para invitarte, dado tu interés, a participar en nuestro Café Filosófico. En esta página te enteraras donde y cuando empezamo el nuevo año. Seguramente será el sábado 9 de enero 2010. Probablemente sea en nuestro Cenhtre. Serviría para que también conocieras nuestras instalaciones y la actividades que estamos organizando para el 2010. Deseo que 2010 te traiga excelentes oportunidades de progresar en todos los sentidos; Tú y tu familia. Recibe un cálido abrazo.

    Tu pregunta la constestarás viendo la página de esta “Universitat”. Aqui te pongo el Link:

    http://www.uab.es/

  3. Alexandra Meza dice:

    Muchas gracias por la invitación, aunque todavía no me siento muy preparada como para ir al Café, pero en eso estoy, por lo mismo procuro frecuentar el sitio. De cualquier modo este sábado no habría podido. Aunque sé que algún día tendré la iniciativa :)
    Yo seguiré por aqui y apoyando en lo que pueda. Me da gusto ver los servicios que ofrecen.
    Que este año venga lleno de éxitos para el CENHTRE y todos ustedes sus fundadores.
    Estamos en contacyo. :)

  4. ALEXANDRA, ME DA GUSTO SALUDARTE EMPEZANDO EL AÑO, PARA EL CAFÉ FILOSÓFICO NO NECESITAS PREPARARTE. ES MUY ABIERTO Y SENCILLO, SOLO ESTAR DISPUESTO A PARTICIPAR Y REFLEXIONAR ENTRE TODOS EL TEMA QUE ALLÍ SURJA. NOS VEMOS EN LA ESCUELA. UN ABRAZO

  5. Daniel Jara dice:

    Para mi la navidad es el verdadero dia del amor, el autentico y puro, que encuentra en la amistad una concepcion mas sincera y por ende mas sublime, que la reflejada en las parejas.
    La mayor expresion del amor de Dios, y de la humanidad, es Jesus.
    (Nota: una disculpa por los acentos faltantes es falla de mi teclado.)

  6. luis wood09 dice:

    Es muy interesante su punto de vista de este tema profesor, y es que hay varios enfoques sobre la navidad, el hombre moderno dentro de un mundo globalizado economicamente y ante esta necesidad ve la navidad como un fin de lucro desmedido y la ignorancia de otros hace que aquel fin se cristalize.

    y por otra parte estan aquellos que encuentran en estas fechas un sentido de espiritualidad que a mi parecer asi deberia de ser, ya que estamos carentes de una plena identificacion de una divinidad.

    saludos…!!!

    es mi segundo comentario en su sitio y debo de admitir que estan muy interesantes los temas y la manera en que los expone profesor

Deje una respuesta